Mi foto
Pamplona, Spain
Sonia. Metalhead "melómana" crónica sin remedio. -->>Metal Music Passion Alive <<--

1 jul. 2017

Aventurillas del mes : Junio 2017 - PARTE 1

¡Junio! Me encanta cuando se acerca el verano. Me encanta porque me trae muy buenos recuerdos y habitualmente suele ser cuando más cosas puedo hacer y sobre todo que me voy de festival si los astros se alinean. Tras esta breve introducción vamos a ver como hemos movido las melenas este intenso mes. Apasionante lo mire por donde lo miré y aunque la cuenta corriente parezca temblar, ¡no habrá piedad! Si se puede, claro :)

Como ya avisé, lo dividiré en dos partes porque ha sido un mes muy tocho y no quiero que la entrada sea una biblia.


Comenzamos el mes en casa, en el INFERNU TABERNA con ELBERETH a quienes había perdido la pista desde hace algún tiempo. No recuerdo ya la última vez que los vi, si no me falla la memoria creo que fue en la Doka en Donosti con HILOTZ y de eso hace ya una barbaridad. Así que fue una buena escusa. Han sacado nuevo disco, "Karma" y la verdad que me hicieron disfrutar muchísimo con esos riffs tan cañeros y ese empaste tan fuerte que le da la presencia de tres guitarras. Como digo, me gustaron mucho. Creo que es la mejor vez que les he visto al menos en el aspecto que a mi me llegarán y emocionaran. Si que es verdad que eché en falta más movimiento, no ya del público que eso es otra cosa si no de ellos sobre las tablas aunque es comprensible por el poco espacio. Una pena enterarme que parece ser que van a parar o que lo van a dejar, no me ha quedado muy claro. Merecen mucho más reconocimiento del que tienen, sin duda. El toque en euskera siempre es un plus.



Al día siguiente toco la fiesta de NAFARCORE con su tercera edición de su festival. En esta ocasión y como en la anterior contaron con una banda extranjera, en este caso con los franceses ALEA JACTA EST. Abrieron la velada los vascos WORTH IT, quienes ya había podido catar en otra ocasión en la Jimmy Jazz donde creo que todo se magnifica porque guardo unos recuerdos memorables. Me encanta ese sitio. Bueno, al lio que me pierdo. WORTH IT dieron buena brea y consiguieron mover un poco al personal pero la cosa quedó un poco fría, contando además con el impedimento del escenario tan alto que tiene la Totem. Su energía y su puesta en escena fue la esperada, dejándoselo todo en el escenario. Una pena que no se contagiara a los primeros valientes que allí nos reunimos.

Tras ellos otros vascos. En este caso FEARS AWAY, nueva banda de ex componentes de FOURSCORE y otras formaciones que se han decantado por el metalcore más en la onda THE GHOST INSIDE. Su propuesta me motiva pero aún creo que les queda rodar. Sin duda tras escuchar su ep debut mi tema favorita es "Never surrender" así que cuando lo tocaron me motivé mucho. Es muy raro ver a Ion al micro cuando en FOURSCORE estaba tras la guitarra aunque también soltaba algún que otro gutural potente. Lo dicho, acaban de empezar y en un estilo bastante saturado pero puede ser interesante lo que nos depare el futuro respecto a estos jóvenes inquietos. 

BELLAKO eran los siguientes. Para los que nos quedamos con las ganas hace años tras aquel intento fallido en la Peña el bronce esta era una ocasión que no podíamos dejar pasar. Además las condiciones tanto de escenario como de sonido iban a ser infinitamente mejores que en aquella velada. Pues lo dicho. BELLAKO lo parten. No esperaba menos de ellos pero quizás tampoco esperaba el subidón que me dieron. Son unos bestias pardas, la liaron como nunca y eso se contagió como la peste entre el público. De verdad, que sonido, que setlist. También es cierto que como ya hace tiempo que los sigo los temas me motivaban todos, pero fue muy especial para mi ver ese "No retroceder" o cualquiera de su nueva obra, porque a cada cual más tocho. Un gustazo que fue demasiado corto. Es que por mi podrían haber vuelto a repetir el set y nadie se entera, o bueno si, porque solo habría escombros. Muy grandes. Ya espero la siguiente. Y es que estos catalanes al cantar en castellano, ser tan cachondos y tan bestias con su hardcore metalizado son un subidón. 

Y cerraron la velada los franceses ALEA JACTA EST también repartiendo de lo lindo con un cocodrilo que voló por las primeras filas y que a más de uno le sirvió como tabla de surf o parecido. Los franceses, quienes me recuerdan a una mezcla agresiva de HATEBREED junto con sus paisanos RISE OF THE NORTHSTAR se mostraron muy sólidos sobre las tablas con un repertorio a degüello, con muchos coros y mucho movimiento en el pit. Pasaré de largo en el tema karateka y demás, pero de verdad que es un auténtico milagro que no haya más "accidentes" de los que hay en estas situaciones. ALEA JACTA EST me gustaron y me dejaron satisfecha pero creo que sin duda para mi los ganadores de la noche fueron los catalanes BELLAKO por propuesta, por locura y por todo. A mi así me lo pareció. 

Espero que siga habiendo más ediciones del NAFARCORE FEST y que podamos seguir asistiendo. Eso si, en la Sala Totem ya no podrá ser porque ha cambiado de dueños y de miras. Habrá que buscar otra ubicación. 



Siguiente parada, y de las gordas. A Vitoria a ver tras muchísimo tiempo a mis adorados HATEBREED. El día fue espectacular, temperatura agradable y sensación de que iba a ser una de esas grandes noches a recordar. Abrieron la velada los vascos DROP!, a quienes conocí hacía no mucho en esta sala en concreto en ese mismo escenario de la Jimmy Jazz y que me encantaron. En esta ocasión quizás fue que la cosa estaba bastante fría al ser los primeros y demás, pero costó arrancar a pesar de la insistencia de su frontman que no paró de moverse como un loco de un extremo a otro del escenario. Algún movimiento tímido se vislumbro en las primeras filas y poco a poco se calentó el asunto. Como se suele decir, de menos a más.

Tras ellos la sorpresa de la noche para una servidora. Unos tales BLACK BOMB A que me dejaron torcida. El primer tema fue una mezcla de admiración/espanto. El segundo se incrustó en mi cerebro y  a partir del tercero flipé en colores con su excéntrica mezcla. Decir que cuentan con dos cantantes, uno más agresivo y otro que hace voz melódica y un engendro difícil de definir que al principio me chirrió y luego me pareció hasta adecuado y gracioso. En serio, que locura. Es difícil decir algo coherente de estos franceses. Ni sabría etiquetarlos y además las bandas que me evocaron son cada una de una punta. En definitiva, super entretenidos.

Estas cosas me encantan. Que no conoces alguna banda que acompaña a la principal por la que vas al concierto y de repente te ves atrapada y así de la nada una nueva banda a tu amplia lista de adquisiciones. Muy grande. Os juro que tras la primera canción pensé que aquello se me iba a hacer increíblemente largo y pesado hasta HATEBREED. No pude estar más equivocada. Tras eso se me pasaron volando. Bestial. Como anécdota comentar que en un momento de su actuación se apagaron todas las luces unos minutos y ellos siguieron a los suyo como si nada. Unos cracks.

Y el plato fuerte. Mis queridos HATEBREED. La cosa se puso muy movida desde el primer tema, con el que fueron a degüello y no bajaron el pistón hasta que dieron por concluida su actuación. Tema tras tema yo me volvía más loca en mi pequeño espacio, y se liaba una buena en el pit. El sudor tardó poco en aparecer y con ello unos cuantos que decidieron que era buena idea quitarse la camiseta. Quizás la única pega que le pongo a la actuación de los americanos, además de lo corta que se me hizo su hora de setlist, fue que las guitarras me sonaron muy bajas. En general el sonido estuvo muy bien pero me hubiese gustado que las guitarras hubiesen crujido un poco más, en plan para volverlo todo aún más salvaje. Dios, como lo disfruté. Adoro la Jimmy Jazz y el tipo de fiesta que se crea en este espacio reducido en ocasiones como esta. Ahora que lo pienso en frío creo que si en vez de una hora nos hubiesen regalado media más no hubiese sobrevivido. Y eso que no me metí en el "matadero", pero repartí un poco también y esquive a más de un sudoroso espécimen.  ¡¡Para repetir!!



Vamos con el siguiente. La semana siguiente fue en plan con el acelerador pisado sin piedad. Y es que comenzamos un jueves en casa, en la sala Zentral con la visita de unos clásicos como UK SUBS. Una servidora desconocía por completo la amplia trayectoria de estos chicos no tan chicos, pero vio una buena oportunidad de descubrir a unos clásicos del punk británico. Junto a ellos los bilbainos NEGRA CALAVERA que abrieron la noche y que me gustaron bastante. Muy macarras, una base instrumental muy apetitosa y un sonido de diez. Unas guitarras que me embriagaron. Como amo esas sonoridades, son tan poderosas y tan brutales. A pesar de no ser una consumidora habitual de estas tonalidades rollo TURBONEGRO y demás, que es a lo que más pude reconocer, disfruté de lo lindo. Como digo, siempre es un placer conocer bandas nuevas en directo que te aporten algo. NEGRA CALAVERA fueron una estupenda manera de entrar en calor con sus 40 minutos de actuación.

A las 22.30 UK SUBS abrieron fuego a piñón fijo casi sin parar hasta los bises. Muy fiesteros, muy puestos en lo suyo. Sonido muy bueno. Me convencieron. Obviamente si conociera sus temas me hubiese emocionado muchísimo más. Dignos estos UK SUBS de montar buenas fiestas y de liarla un poco en el pit aunque la cosa no llegó a esos terrenos y la mayoría se movía de forma alternativa como si nos dieran espasmos, pero de los buenos. Una hora de muy buena música, buen rollo y en familia.



No acaba la cosa aquí. Día 16, a Vitoria hemos de ir. Un día muy especial para una servidora, y encima de concierto. Hacía 5 años que no me pasaba y ya tocaba disfrutarlo. DRI eran motivo más que suficiente para movilizarnos hasta allí. Así que de celebración, nos tocó un buen atasco en la autopista por un corte de uno de los carriles y un desvío, con lo que nos quedamos con las ganas de dar una vuelta por Vitoria antes del concierto. Cambio de planes, relax, tomar un refrigerio y algo rápido para cenar y a la sala que abrían ANESTESIA.

Segunda vez que podía ver a los vascos en acción y en esta ocasión si que sí, me encantaron. Sonidazo, ambiente y menudos temones. Como crujía la guitarra de Mikel. Sonó todo de miedo. La pena es que a pesar del ambientazo la gente no se animó en el mosh hasta casi el final de la casi una hora de duración del concierto, Lo dicho, que pepino de concierto.

Y tras los vascos, DRI en acción, con múltiples parones entre unos cuantos temas pero a saco. Me molaron mucho y eso que muchos de los temas me eran desconocidos y quizás el sonido estaba un poco suave para mi gusto. Sin embargo el público se animó desde el primer momento en el pit y sobre todo con himnos como Thrash Zone o Beneath the wheel. Que yo sepa la banda lleva sin editar nada desde 1995 pero parece ser que no les hace ninguna falta. Motiva por igual. Eso si, a pesar de que casi todo estuvo a mi gusto y sudé de lo lindo y detuve a algún mozo que volaba en mi dirección del mosh eché en falta mayor movimiento de la banda sobre todo de su frontman Kurt Brecht. Me sorprendió gratamente que la actuación alcanzara la hora y 45 minutos aunque obviamente habría que restarles el tiempo de parones pero vamos, genial. Mal acostumbrada como me tienen a conciertos que si llegan a la hora tienes que aplaudir y dar las gracias esto sentó muy bien aunque a decir verdad yo lo hubiese condensado todo a saco y sin piedad aunque hubiesen tocado menos, en plan el fin del mundo. Si sobrevivís bien y si no también. Bueno, una espinita más que me puedo quitar ya que he podido ver a los americanos tanto en festival como en sala.


CONTINUARÁ....

No hay comentarios: